Traductores: cómo evitar el sueño después de comer

Seguro que en más de una ocasión, después de la pausa para comer o almorzar, al volver a sentarte delante de tu ordenador para seguir traduciendo, has empezado a notar que se te cierran los ojos. Pero, ¿por qué sucede esto?¿Cómo evitar el sueño después de comer?Este artículo va dirigido a aquellos compañeros traductores, y también resto de humanos, que seguro que en muchas ocasiones sienten ese sueñecito después de comer. En ocasiones es tan fuerte esa sensación, que incluso puede impedir realizar las traducciones con normalidad, ¿verdad? En este post te vamos por qué sucede esto y cómo evitarlo.

Veamos…, el día marcha perfectamente, las traducciones siguen su curso (o el trabajo que desempeñes). Realizas tu labor con normalidad, llega la pausa del mediodía para comer un poco.

Disfrutas de la comida, en un restaurante, en un bar o la que te traes de casa. Reinicias tu trabajo y empiezas a sentir una sensación de bienestar y relax, como si estuvieras cansado pero a la vez “agustito”, relajado. Tus ojos se cierran, te sientes pesado, lento y te ves incapaz de volver a rendir como antes de la comida.

remedios para no dormirse

¿Por qué sucede esto?

Pues todo el secreto está en la ingesta de proteína. ¡Claaaaaaaro, claro, claro! Ya estamos con otra dieta tipo Dukan o hiperprotéica de esas que están tan de moda y que hacen todas las celebrities ¿no?.

Pues no, no se trata de eso. Lo sentimos, pero no te vamos a descubrir ninguna nueva dieta maravillosa, ni nada similar. Nosotros nos dedicamos a traducir. Invierte por favor un minuto en leer esto y sabrás el motivo y la solución:

Un estudio realizado en la Universidad de Cambridge, dirigido por el Dr. Denis Burdakov, encontró que la proteína, no el azúcar, es la que mejor puede mantenernos despiertos y en alerta.

Los científicos examinaron un tipo de neuronas en el cerebro, llamadas orexinas, las cuales estimulan la vigilia y el gasto de energía. Descubrieron que la mejor forma para activarlas es a través de los aminoácidos encontrados en las proteínas.

A varios grupos de ratones les suministraron diferentes nutrientes, tales como carbohidratos y proteínas. Tras la prueba se observó que los aminoácidos estimulan a las células orexinas, mientras que la glucosa las bloquea o desactiva. Es decir, la glucosa o azúcar en realidad lo que provoca es que el cuerpo no pueda ser capaz de mantenerse despierto y en alerta.

La bajada de energía de las dos o tres de la tarde se da cuando los carbohidratos que se comieron en  la comida o almuerzo han sido convertidos en glucosa, la cual reduce la actividad de las células orexinas. Los carbohidratos también provocan la producción de insulina, que aumenta la concentración de triptófano en la sangre.

En estudios anteriores, investigadores han demostrado que los narcolépticos (personas con el trastorno de somnolencia muy grave) sufren de un déficit o ausencia de células orexinas. También, la pérdida gradual de ellas ha sido relacionada con la aparición de la enfermedad de Parkinson y sus síntomas de sueño.

sueño en el trabajo

Cómo evitar el sueño después de comer

Básicamente este estudio nos dice que para evitar el sueño después de comer al mediodía es mejor ingerir alimentos con proteínas (carne, pescado, huevo) junto a alimentos bajos en carbohidratos como algunas verduras y hortalizas, antes que otros alimentos altos en carbohidratos o azúcares.

Es decir, evita el azúcar y las harinas refinadas. Alimentos tan deliciosos como bollos, pan, croissants, magdalenas y tartas, son inductores de una futura bajada de energía. Gabe Mirkin, recomienda evitar los pasteles, pastas y productos horneados si deseas mantenerte despierto, ya que sus altos contenidos de harina y azúcar te causarán sueño.

Además también te puede ayudar lo siguiente:

  1. Beber cantidades pequeñas de cafeína. Así que ya sabes, si te gusta, no olvides tomarte un cafelito después de comer. Que por cierto, es el café del día que mejor sienta (te lo dice un adicto a esta sustancia). Pero solo uno ¡eh! Si el café no es lo tuyo, cómete una manzana. ¿Sabías que las manzanas producen el mismo efecto que la cafeína en el organismo? Si ingieres una manzana después de la comida te revitalizará para el resto de la tarde.
  2. Estar en un ambiente fresco mejor que cálido. Si tienes la posibilidad, es mejor estar fresquito. Ya sabes a que me refiero… esas tardes después de comer delante del ordenador bien abrigadito y con la calefacción a tope… mmmmhhhhh…. que bien, que agustito y que… que… que sueño.
  3. remedios para no dormir en el trabajoSi tienes la posibilidad, habla. Es decir, deja esa llamada telefónica con un cliente o un proveedor para después de comer. O la discusión (que no pelea) con un compañero sobre ese proyecto que tenéis entre manos o sobre las tareas pendientes. Nada de reuniones largas y de muchas personas en las que se participa poco. Existen estudios que indican que las reuniones después de comer son menos productivas.
  4. Evita la comida rápida. La mayoría de la comida rápida es comida basura, llena de grasas, azúcares, sales, conservantes y potenciadores del sabor. Es muy rica y sientes como un impulso de energía, pero te ha llenado con unas calorías que carecen de nutrientes, y es un combustible muy poco saludable para tu cuerpo. Esto te ayudará a evitar el sueño después de comer.
  5. No te atiborres. Una comida cuantiosa requiere más esfuerzo para tu cuerpo. Como resultado, la sangre es desviada para digerir la comida adecuadamente, lo que resulta en que menos oxígeno y nutrientes lleguen a tu cerebro durante el proceso de digestión.
  6. Evita el vino o la cerveza con la comida/almuerzo. A menos que sea una ocasión especial, y tengas la tarde libre (esas tardes raras cuando el jefe dice que todos pueden irse a casa temprano porque mañana será un día de asueto), evita tomar alcohol en el almuerzo. El alcohol es un sedante e incluso una copa te puede hacer sentir fatigado durante el resto del día.
  7. Intenta salir de la oficina. Salir al exterior y respirar un poquito de aire fresco. Camina durante 5 o 10 minutos. Esto ayuda a oxigenar tu cerebro y lo despertará del estado de letargo. Es un consejo muy simple, pero la verdad es que es tremendamente efectivo. Si trabajas desde tu casa aprovecha para sacar al perro o realizar algún recado.
  8. Acude al médico. Si después de seguir todos estos consejos sigues teniendo muchísimo sueño después del almuerzo o la comida, te recomendamos que acudas al médico para explicarle tu caso. Existen una serie de deficiencias que pueden causar fuerte somnolencia, como falta de hierro u otros nutrientes, hipoglucemia, resistencia a la insulina o incluso diabetes. En estos casos, será el médico el único que debe diagnosticarte y prescribir el tratamiento adecuado.

De todos modos, a continuación te dejamos una interesante entrevista sobre el sueño:

Para finalizar, queremos recordarte que todo esto funciona si por la noche has descansado adecuadamente. Si te has pasado toda la noche de fiesta y nos has dormido nada, vas a caer irremediablemente en los brazos de Morfeo y estarás a un solo paso de que tu jefe o jefa descargue toda su ira contra ti al verte dormido en el trabajo. Ahora ya sabes cómo evitar el sueño después de comer.

¡¡¡Compartir es bueno!!!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter10Share on LinkedIn2Pin on Pinterest0Share on Tumblr0Share on StumbleUpon0