¿Cuándo finaliza el trabajo de un traductor?

¿Cuándo finaliza el trabajo de un traductor? ¿Te has parado a pensar alguna vez qué se espera exactamente de un traductor o agencia de traducción una vez ha entregado el trabajo? Si es así, ¿no crees que sería bueno que el cliente también lo supiera? Sin duda alguna, esto puede evitar malentendidos entre los traductores y sus clientes.

En este artículo, queremos incidir en la gran importancia que tiene fijar unos límites claros que establezcan hasta donde llega la responsabilidad del proveedor de servicios de traducción, ya sea un traductor o una empresa de traducción. En primer lugar queremos recordarte que lo que para ti es algo de sentido común, para tu cliente puede no serlo.

Entonces, ¿cuándo finaliza el trabajo de un traductor? Vamos a explicar dos métodos diferentes que muchos profesionales de la traducción empleamos para resolver esta cuestión. Se trata de las revisiones menores y el periodo de garantía. De este modo, puedes encontrar un término medio entre seguir trabajando eternamente en una traducción después de haberla entregado y no ofrecer ningún tipo de apoyo a los clientes.

El establecimiento de límites

Cuando se trata de la traducción de una web, un documento, o de cualquier tipo de textos en general, indicar claramente por adelantado al cliente lo que consideras que es tu trabajo y lo que no, es una excelente iniciativa.

Esto permitirá informar a los clientes que pueden y que no pueden esperar de ti una vez se haya completado y entregado la traducción. También es idóneo para que los clientes tengan claro estos aspectos y puedan preguntar sobre ellos o negociarlos. Recuerda que es muy posible que ellos (los clientes) no conozcan profundamente el funcionamiento de la industria de la traducción.

El mejor modo de establecer dichos límites es invertir el tiempo necesario en la elaboración de un documento que recoja tus términos y condiciones. Debes presentarlo a los nuevos clientes, informándoles así, que se puede esperar de ti y de tus servicios.

En tu documento de términos y condiciones, también se puede abordar cuándo se considera que tu trabajo en una traducción ha finalizado. De este modo, si un cliente te solicita un trabajo adicional sobre dicha traducción que no se contemple en lo pactado, puedes indicárselo con mucho tacto y educación. Solo entonces, puedes decidir libremente si quieres realizar o no ese trabajo extra e informar al cliente del coste adicional.

traducción finalizada correctamente

Tu reacción cuando el cliente aprueba tus condiciones.

Acordar las revisiones menores

Establecer algunos límites que definan cuando el trabajo comienza y termina es una idea muy recomendable. Antes de iniciar la traducción es el momento de negociar qué tipo, durante cuánto tiempo y qué cantidad de revisiones menores se pueden realizar una vez finalizada y entregada la traducción.

Estar de acuerdo en realizar revisiones menores en una traducción completada, es algo que por sentido común, se espera de un proveedor de traducciones. Acordar este tipo de revisiones ofrece al cliente la seguridad de que si encuentra algo que no satisface plenamente sus expectativas, puede sugerir alguna acción alternativa a implementar.

En definitiva, lo realmente importante es establecer y acordar un límite de revisiones. Ya que de otro modo, te puedes encontrar realizando infinidad de pequeñas modificaciones durante mucho tiempo si topas con un cliente “atípico”.

cliente satisfecho agencia de traducción

Un cliente quiere que revises gratis la traducción de toda su web que hiciste hace 3 años.

Ofrecer un periodo de garantía

Otra medida que se puede implementar, es ofrecer un periodo de garantía en todas las traducciones realizadas. Durante este periodo, te comprometes a realizar una re-traducción o reembolsar parcial o completamente el importe si la calidad de la traducción (objetivamente hablando) no satisface al cliente.

En la práctica, los clientes rara vez piden que se vuelva a traducir la totalidad de un documento o solicitan el reembolso del importe. Ofrecer un periodo de garantía, es un buen gesto hacia el cliente y en realidad actúa a tu favor: los nuevos clientes pueden percibir que estás muy seguro de la calidad de las traducciones que ofreces ya que te juegas tu dinero en ello (aparte de tu tiempo). Por ejemplo, los clientes que son muy recelosos en la puesta en marcha de grandes proyectos de traducción con nuevos traductores estarán más tranquilos con este compromiso por tu parte.

Como dato, en Traducciones Agora ofrecemos un periodo de garantía de un año en todas nuestras traducciones, y nos encontramos con que esta garantía es fundamental para conseguir nuevos clientes y ofrecerles más tranquilidad. En definitiva se trata de un gran valor añadido.

Por supuesto, si decides ofrecer una garantía, tu responsabilidad sobre la traducción realizada perdura mucho más tiempo que simplemente estar de acuerdo en realizar una serie de revisiones menores. Sin embargo, somos de la opinión que el beneficio de ofrecer un periodo de garantía es significativamente mayor que no ofreciéndolo.

Ahora te toca a ti

¿Qué opinas de todo esto? Estamos seguros que alguna vez te has encontrado inmersa/o en alguna situación “embarazosa” relacionada con el tema de este artículo. ¿Cómo lo solventaste? Si crees que puedes añadir algo o simplemente dar a conocer tu opinión, por favor, hazlo con un comentario. ¡Estaremos encantados de recibir tu colaboración!

7 Comments

  1. S. Escobar 13 septiembre, 2015 en 1:36 am - Responder

    Me parece muy acertado este post. El problema para nosotros los traductores es cuando nos encontramos con el típico cliente que piensa que tiene derecho a todo. Me refiero a aquellos que piensan que pueden exigirte trabajos gratuitos como edición o maquetación de la traducción. Por no hablar de los mil cambios que realiza dicho cliente en el texto una vez traducido y entregado y que pide que los traduzcas gratuitamente.
    Yo personalmente cuando trabajo para nuevos clientes o agencias de traducción añado un párrafo cuando acordamos las tarifas y plazos donde me comprometo a realizar una serie de cambios razonables en un periodo de tiempo. A partir de aquí cualquier cambio o modificación la factura aparate. En cuanto a lo del período de garantía, no la aplico por defecto, pero no lo había visto del modo que explicáis.
    Pero como todo en la vida, si el traductor y el cliente aplican el sentido común, todo va a ir bien. Y si el cliente tiene algún problema siempre intento ayudarle, incluso sin coste alguno. El problema viene cuando el cliente empieza a pedir cosas que no son razonables (como el ejemplo de la foto de Ciudadano Kane que ponéis).

    • Traducciones Agora 13 septiembre, 2015 en 10:35 am - Responder

      Muchas gracias S.Escobar por pasarte por nuestro blog y participar en él. Nos alegra que compartas nuestra opinión y te animamos a que pruebes ofrecer un periodo de garantía a algunos de tus clientes. Es un factor que en muchos casos puede resultar determinante para que se decanten por ti.
      Un saludo.

  2. Gabriel E. Figueroa 14 septiembre, 2015 en 5:46 pm - Responder

    Lo que debe también considerarse es que hay que adaptarse a los tiempos. Hoy en día los documentos contienen todo tipo de incorporaciones o incrustaciones de diseño o diagramación, y el cliente va a favorecer siempre a quien le ofrezca más soluciones y le cause menos problemas. La regla básica del marketing es darle la razón al cliente, y darle más de lo que esperaba. Por más que nos parezca a veces que “yo solo traduzco” deba ser “profesional”, no lo es. Estamos en un mercado y ese mercado tiene reglas, que si no entendemos nos llevarán a falta de competitividad. Si tenemos que establecer límites, bueno pues no deberían parecerlo al cliente, o no debería ser necesario poner esos “límites” en la cara del cliente. Debemos capacitarnos, superar esos límites y simplemente adecuar nuestras tarifas.

    • Traducciones Agora 14 septiembre, 2015 en 6:30 pm - Responder

      Hola Gabriel y muchas gracias por compartir tu opinión. Estamos totalmente de acuerdo con todo lo que expones. Como agencia de traducción que somos, pensamos que se debe ofrecer al cliente todo lo que requiera. Naturalmente, los clientes buscan un proveedor de servicios de traducción que pueda realizar todos los trabajos (traducción, edición, maquetación, etc.). Los traductores debemos ofrecer al cliente el mejor servicio posible y “algo más”.

      Pero el objetivo de esta entrada es informar de como marcar ciertos límites para no ser víctimas de los clientes que abusando de la profesionalidad y buena fe del traductor quieren obtener servicios gratuitamente. Por ejemplo, un cliente de una traducción entregada hace 8 meses, ha realizado multitud de cambios y exige que se traduzcan gratuitamente.

      En nuestra mano está (y es de sentido común), atender al cliente y ofrecerle el mejor servicio posible. Nosotros atendemos muchas solicitudes de nuestros clientes para realizar modificaciones, cambios o añadidos en textos ya traducidos. Y lo hacemos gustosa y gratuitamente, por deferencia al cliente y por ofrecerle un buen servicio. Pero esto no quita que de vez en cuando, aparezca un cliente que confunde el buen servicio con la pleitesía.

      Muchas gracias, una vez más, por pasarte por nuestro blog y participar. Esperamos verte de nuevo muy pronto.

  3. […] ¿Cuándo finaliza el trabajo de un traductor?: es la divertida y didáctica propuesta de la agencia Traducciones Agora. Un texto fácil de entender con esa pizca de humor que tanto les caracteriza a sus autores. ¿Y vosotros, ya sabéis cuándo acaba vuestro trabajo? […]

  4. Ben Steiner 23 octubre, 2015 en 12:07 pm - Responder

    Me ha gustado el post, mas que nada el idea de ofrecer una garantia para quenden tranquilos los clientes. Mas que nada los clientes nuevos, que no puedes saber a priori si vas hacer bien o no el trabajo.

    Un saludo,

    Ben

  5. Angelina Rapke 5 noviembre, 2015 en 11:30 pm - Responder

    Nunca he escrito o contestado en un blog pero la autenticidad que me ha gustado mucho este tema y me gustaría ser partícipe en las respuestas como en las preguntas.

    Enhorabuena!!

Deja tu comentario