• historia de la novela

Historia de la novela

La historia de la novela es realmente interesante. Un género literario que en la actualidad es el más popular en todo el mundo. Por ese motivo, desde la oficina de traductores en Sevilla de Traducciones AGORA queremos explicarte su origen y su evolución en el tiempo.



La novela es uno de los géneros que más tarda en aparecer, pues se trata de una narración en prosa que debe estar escrita en un papel, y hasta la aparición de la imprenta, las historias se contaban de viva voz.

Si se escribían, solían hacerse en forma de verso, como la epopeya de Gilgamesh, la Iliada de Homero, la Eneida de Virgilio, el Mahábarata o el Ramayana de la India.

En el siglo I, en Roma, se escriben las primeras historias en prosa, como el Satiricón de Petronio, relato satírico que combina la prosa con el verso, o El asno de oro, escrita en el siglo II por Lucio de Apuleyo, antecedente de la novela picaresca que contiene varias narraciones unidas por un nexo, el de un muchacho que por culpa de su afición a la magia se ve transformado en asno.

En esa época tenemos a varias novelas candidatas a ser la primera novela de la historia:

  1. Los opúsculos satíricos de Luciano de Samosata.
  2. Dafnis y Cloe, de Longo de Lesbos, un sencillo romance que narra los amores de dos pastores;
  3. Las aventuras de Quéreas y Cálírroe, de Caritón de Afrodisias.
  4. Las aventuras de Leucipa y Gitofonte, de Aquiles Tacio de Alejandría
  5. Las etiópicas o Teágenes y Cariclea, de Heliodoro.

Estas últimas pre-novelas pertenecen al género del romance erótico.

Y luego se produce el vacío, hasta que, en el siglo XI, en Japón, Murasaki Shikibu, novelista y poetisa japonesa y dama de la corte imperial durante el periodo Heian, escribe Genji Monogatari, que se puede traducir como La historia de Genji, la primera novela romántica de la historia, que se debate por el primer puesto con las anteriores, y una de las obras cumbres de la literatura japonesa.

Genji es el segundo hijo de un viejo emperador y en uno de sus viajes conoce a una muchacha que le fascina… lo demás es la narración de su vida, su recuperación del poder imperial y la vida de sus dos hijos.

En Europa hemos de esperar al siglo XIV para encontrar los Cuentos de Canterbury, de Chaucer, y el Decamerón de Boccacio, recopilaciones de relatos eróticos, como Las mil y una noches, que podía haber sido escrito en el siglo IX.

En el siglo XV tenemos El príncipe de Maquiavelo, novela de carácter político, y en el siglo XVI, Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes, considerada por muchos como la primera novela (caballeresca) moderna y una de las obras maestras de la literatura mundial.

En la Antigüedad, poca gente sabía leer y escribir, y la gente utilizaba a los escribas, que viajaban de pueblo en pueblo, para escribir cartas o documen­tos oficiales.

Historia de la novela por entregas

La aparición de la novela por en­tregas fue un fenómeno socio-cul­tural de gran importancia, del que se deriva la producción literaria llamada actualmente “para el gran público” o popular, abarcando tanto la novela de aventuras sin ambiciones moralistas como los grandes frescos literarios socio- históricos.



Su origen a menudo es ignorado; se debe a la voluntad del gobierno de la Restauración de restringir el poder de la prensa. Con este fin, se prohibió vender periódicos por números. Solamen­te se podía tener acceso a una pu­blicación si se estaba abonado, o bien si se iba a leer a un club o a un café, lo que podía suponer el espe­rar un largo rato a que el predece­sor hubiese concluido su lectura.

Un abono costaba una media de 80 francos al año, cantidad relativa­mente alta. Para eludir las disposi­ciones políticas al respecto y para aumentar al mismo tiempo la tira­da, Emile de Girardin, propietario de La Presse, redujo a la mitad el precio de la suscripción e introdujo la práctica de novela dividida en entregas.

Esta innovación técnica modificó el género literario; el es­critor intentaba ahora mantener la atención del lector hasta el día si­guiente, con lo que se marca el ini­cio de la ansiedad literaria, defini­do más tarde en inglés y en el cine con el nombre de “suspense”.

Esta práctica proporcionó también sus beneficios a muchos escritores: los derechos de Lamartine, sobre todo por la publicación de la Historia de los Girondinos, alcanzaron la suma inusitada para la época, de 5 millones de francos, cerca de siete mi­llares de céntimos franceses de 1988.

Alejandro Dumas vio garan­tizada una renta anual mínima de 63.000 Francos por sus contratos con Le Constitutionnel y La Presse, y solo a cuenta de Les Mistéres de Paris, Eugéne Sue obtuvo 100.000 Francos, lo que representaba el precio de un inmueble de renta de cinco pisos.

Hasta el final de las deliberaciones parlamentarias que duraron de 1878 a 1881, la prensa no con­quistó el derecho de divulgación, es decir, el dere­cho de venta en las calles y en los quioscos de las estaciones, y con ello el derecho de venta por núme­ros, que antes había estado so­metido a la arbi­trariedad de los prefectos. Esta li­bertad estimuló otro tanto la prác­tica de la novela por entregas.

Historia de la novela policíaca

La novela policíaca es el único género literario con reglas espe­cíficas que se ha creado en los tiempos modernos. Su éxito se hizo rápidamente internacional. Todos los historiadores están de acuerdo en reconocer al escritor americano Edgar Alan Poe como su inventor.




En efecto, la primera novela policíaca, Los crímenes de la calle Morgue, aparecida en 1841 en el Graham’s Magazine de Filadelfia, fijó la primera regla del género, que es la de plantear un enigma policíaco y resolverlo, en el transcurso de un relato, me­diante encuesta y deducción. En él se iba a inspirar todo un géne­ro literario, de Agatha Christie a Georges Simenon.

Las primicias de la novela policíaca se encuentran en algunos cuentos de las Mil y una noches, así como en el céle­bre capítulo del Zadig de Voltaire, en el que un filósofo describe un caballo o un perro perdidos que jamás ha visto.

Pero Poe sigue siendo el fundador de la no­vela policíaca, ya que otras tres obras, El escarabajo de oro, El misterio de Mane Rogét y La carta robada, reflejan la intención de construir un género es­pecífico. Aunque nunca haya utilizado el término de “detective”.

Poe tam­bién esbozó al primero de todos los de­tectives, el caballero C. Auguste Dupin. El término detective fue utilizado en pri­mer lugar por uno de los discípulos más célebre de Poe, Charles Dickens.

Cronología de la historia de la novela

Si deseas conocer un breve resumen de la historia de la novela. A continuación la puedes encontrar en forma de cronología o timeline:

  • SIGLO I: aparecen las primeras narraciones en prosa en la antigua Roma, por ejemplo, el Satincón de Petronio.
  • SIGLOS II-IV: Lucio de Apuleyo publica El asno de Serie de relatos sobre un muchacho amante de la magia que se convierte en asno y las situaciones con que se encuentra. Otros romances de este periodo son Dafnis y Cloe, Las aventuras de Quéreas y Calírroe, de Cantón de Afrodisias. Las aventuras de Leucipa y Clrtofonte, de Aquiles Tacto de Alejandría, y Las etiópicas o Teágenes y Caridea, de Heliodoro.
  • SIGLO IX: recopilación de cuentos con el título de Las mil y una noches de origen persa y de varios autores, a los que se añadió Scheherezade probablemente en el siglo XIV y que no se tradujo al francés hasta el siglo XVIII.
  • SIGLO XI: Murasaki Shikibu, novelista y poetisa japonesa y dama de la corte imperial durante el perio­do Heian, escribe Genji Monogatari, que se puede tra­ducir como La historia de Genji, la primera novela romántica de la historia.
  • SIGLO XIV: Cuentos de Canterbury, de Chaucer y el Decamerón de Boceado, recopilaciones de relatos eróticos.
  • SIGLO XV: aparece El príncipe, de Maquiavelo, que más que una novela es un tratado de política.
  • SIGLO XVI: primera novela moderna, Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes Saavedra.

Esperamos que este artículo te haya gustado y te haya resultado de mucha utilidad. Si es así, ayúdanos compartiéndolo en las redes sociales.

Y recuerda que si necesitas ayudas con la traducción de tus textos, documentos o página web, te podemos ayudar en:

Deja tu comentario