La traducción en el Internet de las Cosas

Hoy más que nunca se puede afirmar, cómo dice la manida expresión: “el futuro ya está aquí”. Y en él, las traducciones juegan un papel principal. Ya no solo las computadoras o los teléfonos están conectados a la red de redes, también pueden estarlo tu nevera, tu lavadora, las persianas, la alarma… y hasta las cortinas de tu casa. El Internet de las Cosas (Internet of Things, abreviado IoT, en inglés) está provocando un notable incremento en la velocidad necesaria de los servicios de traducción.

El IoT (Internet de las Cosas) va a transformar por completo nuestros trabajos y hogares. Dotando de sensores, interruptores y pantallas de información a multitud de dispositivos. Conectándolos a Internet y, por ende, entre sí. Por este motivo, una innumerable cantidad de tareas se realizarán mucho más rápido que antes. Pero para ello, los más de 30.000 millones de nuevos elementos interconectados necesitan hablar el mismo lenguaje, pero a la vez, que los usuarios los puedan entender en su propia lengua.

traducción marketing digital IoT

Por tanto, no es un asunto baladí afirmar que el sector de la traducción va a resultar indispensable para que el IoT pueda ser entendible en todos los idiomas del mundo. Todos los dispositivos del Internet de las Cosas deben incorporar soluciones idiomáticas para asegurar un flujo instantáneo y adecuado de la comunicación entre los humanos y las máquinas.

El futuro de estas tecnologías también depara un incremento en la medición, análisis y cuantificación de los nuevos patrones de compras y del software para determinar dichos valores.

También se incrementará un fenómeno al que algunos empiezan a denominar chunking. Un término adaptado de la psicología, como un proceso de adaptación de expresiones o palabras de un idioma a otro en el que no hay un término equivalente. Sin ir más lejos, chunking es un claro ejemplo de ello, ya que no existe una traducción en español equivalente.

También será evidente para un mayor número de personas que la coexistencia de los traductores automáticos y los traductores humanos no es viable. Porque las computadores solo pueden traducir fragmentos de información sin tener en cuenta el mensaje original ni el contexto.

empresas de traducción en la comunicación multiligüe

Del mismo modo, esta tecnología comportará que las localizaciones se realicen de un modo más proactivo y menos reactivo. Un cambio de arquetipo que despierte en el lector sensaciones nativas. Por ello se requerirá destinar más tiempo a la revisión que el destinado a la preparación en sí.

Las empresas de traducciones tendrán que trabajar de un modo más estrecho todavía con sus clientes y ser capaces de poder ofrecer las traducciones de un modo aún más rápido. Debido al indiscutible ritmo de evolución tecnológico, cada vez más elevado, y al aumento exponencial de los contenido online; las agencias de traducción tendrán que ofrecer sus servicios de un modo casi inmediato.

Las agencias de traducción punteras ya son conscientes de la rápida progresión de la tecnología aplicada a los negocios. Dichas empresas deben formar una infraestructura y un método de trabajo fiable que les permita poder realizar y entregar al cliente final la traducción de textos o documentos en menos de media hora.

traducción de idiomas en la Internet de las cosas

Este hecho, que para algunos en la actualidad piensen que es una barbaridad, solo es posible si el equipo encargado de ello es un grupo de traductores profesionales con una consciencia plena de las necesidades de los clientes que trabajan con una elevada presencia digital en el mercado.

Una puerta se ha empezado a abrir, dando paso a un nuevo mundo. Un lugar en que los clientes del mercado digital son cada vez más exigentes y premian la inmediatez. El marketing digital internacional está inexorablemente ligado a la traducción. Por tanto, todas estas empresas, para alcanzar sus objetivos, deberán trabajar codo con codo con agencias de traducción que sean capaces de satisfacer las necesidades emergentes en esta nueva era. La era del Internet de las Cosas y de las comunicaciones multilingües.

¡¡¡Compartir es bueno!!!Share on Facebook14Share on Google+0Tweet about this on Twitter9Share on LinkedIn12Pin on Pinterest0Share on Tumblr0Share on StumbleUpon0