Un traductor profesional para vender en el extranjero

La traducción profesional para vender en el extranjero es vital. Hay que ser francos: la situación actual no es muy buena. Hay una gran cantidad de empresas y negocios que debido al pobre mercado existente en España, necesitan explorar mercados extranjeros o bien tienen que expandir sus líneas de negocio internacionalmente.

La traducción profesional a diferentes idiomas es imprescindible en este caso, ya que es fundamental transmitir una buena imagen de la empresa y las características de nuestros productos o servicios fielmente. Os queremos explicar qué hay detrás de la traducción y los aspectos qué hay que tener en cuenta en la internacionalización de una empresa. Como por ejemplo: colores, símbolos, tradiciones y costumbres de los países a los que nos queremos dirigir.

esvástica significado traducción

La traducción profesional para vender en el extranjero es fundamental

Los idiomas no solo son vitales en la expansión internacional, también lo son para el marketing que emplearemos en el país de destino. Para ello hay que tener diversos aspectos en cuenta:

Traducción: Primordial traducir todo lo relativo a nuestro producto/servicio, y a nuestra empresa que va a ser necesario utilizar en nuestra labor. Desde el software, hasta manuales, web, etiquetas, folletos, contratos, publicidad, etc.

Marketing: Se ha de tener especial atención en la elección de colores, símbolos, banderas y grafías que vamos a utilizar.

Investigación: ¿Qué buscadores o redes sociales son las más utilizadas en el país o países a los que nos vamos a dirigir? Google en China y Rusia, por ejemplo, no son los más populares.

Presencia: Tener una página web local, registrar la marca o asegurarnos de aparecer en los buscadores. La presencia hoy en día l es todo a la hora de conseguir nuevos clientes.

Otro de los factores muy importantes es la comunicación, ya que el lenguaje utilizado para nuestra publicidad en España, Alemania, Rusia o China no ha de ser el mismo. En nuestro país, por ejemplo, utilizamos un tipo de lenguaje mucho más directo que por ejemplo en Japón o China, donde se emplea un tipo de lenguaje más indirecto. En Alemania se utiliza siempre un lenguaje más formal. Depende del tipo de negocio, tendremos que contar necesariamente con presencia en las redes sociales y disponer de una web totalmente enfocada al mercado al que pretendemos acceder. De otro modo, el cliente potencial NO va a tener interés en nuestra empresa.

redes sociales traductores

El idioma, la cultura y las costumbres del país

Tanto en la traducción profesional, la interpretación, como en la localización, la cultura y costumbres del país es algo que debemos tener constantemente presente. Lo que comunicamos con una lengua no es, ni más ni menos, que cultura. Es por ello que hay que tener muy en cuenta este punto y prestar especial atención a la utilización de costumbres, tradiciones o símbolos. Por poner un ejemplo, el símbolo de la esvástica para los judíos tiene un nefasto significado por razones obvias, para el pueblo hindú este símbolo (invertido) en cambio, significa buena fortuna.

Claro queda entonces que los idiomas son fundamentales para el marketing. Y es por ello que debemos cuidar ciertos aspectos como por ejemplo el respeto (queremos vender, por lo que no podemos imponer nuestro idioma), el posicionamiento web y crear una marca efectiva. En este último punto, debemos ser cautelosos cuando tenemos que adaptar nuestras nombres de productos, servicios o marcas comerciales.

Un ejemplo real de ello es el de una gran marca internacional de bebidas gaseosas de color negro, cuyo nombre empieza por “Co” y termina por “la”; en plena implantación en China mantuvo la pronunciación de su marca original. Pero resulta que en éste país sonaba algo parecido a “yegua repleta de cera”, por tanto se vieron obligados a modificar la pronunciación a una que no se asemeja tanto a la original y pero que sugería “el placer en tu boca”. Sin duda, una opción mucho más acertada.

marcas y nombres traducciones
 .

Para la internacionalización de nuestra empresa o de un producto/servicio, debemos prestar especial atención a la localización y la globalización

La localización podemos definirla como la traducción cultural de una marca, de un servicio o producto (el formato de los números o las fechas, por ejemplo); la globalización, es la creación de elementos que permitan la adaptación sin tener que modificarlos en el proceso de traducción. Esto es primordial. Para poner un ejemplo sencillo, hay ciertas empresa que mantienen los precios de los productos igual que en el país de origen; y esto es un error. Si vives en España y quieres ver cuanto cuestan las últimas zapatillas deportivas de moda de esa super marca internacional y en su versión en español encuentras el precio en Dólares estadounidenses, ¿verdad que no resulta correcto ni útil?.

Los documentos que precisan de la mencionada localización son, entre muchos otros, las páginas web, la documentación específica del producto/servicio y el software. Para ello, es necesario comenzar escribiendo frases cortas, evitar menciones religiosas o políticas, utilizar una terminología coherente, y finalmente revisar el texto. Existe una norma no escrita que dice que en una reunión o comida con nuevos clientes hay 3 temas de los que nunca hay que hablar: fútbol, religión y política.

También es muy recomendable no utilizar iconos o imágenes de banderas para elegir los idiomas disponibles en una web. Muchas personas se pueden ofender o no sentirse cómodas. Por ejemplo: Si una web incluye el idioma español en su web y pone una banderita de España, alguien de México, Argentina o Chile se pueden molestar o sentir menospreciados.

Ídem si incluimos la bandera británica con los posibles clientes de Estados Unidos o de Australia. Sucede lo mismo con Francia y Canadá. Por tanto es recomendable utilizar las palabras “español”, “english” o “français” en lugar de banderitas, ya sea en un menú desplegable o como botones.

menú de idiomas traducidos
 .

La traducción profesional es una inversión, no un gasto

Es evidente que los idiomas son una necesidad imperiosa en los tiempos que corren, no como diversión, placer u ocio, como era antiguamente. En cierto modo, las empresas están “obligadas” a formar a sus empleados en este campo, ya que si nos lanzamos al mercado internacional, debemos disponer de personas competentes y formadas en estos aspectos. El aprendizaje de un idioma no es tan solo una necesidad, es también un excelente método de motivación para los empleados, ya que incrementa el espíritu de equipo.

Debemos mentalizarnos que en el sector de la traducción profesional o la interpretación, las prisas no son buenas consejeras, y debemos planificarnos bien. Son innumerables los casos que llegan a nuestra agencia de traducción de empresas con textos a traducir “para ayer”. Esto no ayuda, en absoluto, a realizar el mejor trabajo de internacionalización.

traducción incorrecta

Como vemos, la traducción profesional para vender y poder conseguir nuevos clientes ha de ser una prioridad, por ello no se puede confiar esta labor a aficionados, voluntarios ni al primo que estudió un año en Londres. Un buen traductor tiene la capacidad de marcar la diferencia entre nuestra empresa y la competencia. Y como muestra, os dejamos este vídeo ilustrativo.

Si te ha gustado, compártelo por favor. También puedes suscribirte a nuestro blog, dar “me gusta” en nuestra página de Facebook o añadirnos a tus círculos en Google+.

¡SI QUIERES COMENTAR EL ARTÍCULO O COMPARTIRLO, SIEMPRE SERÁ BIENVENIDO!

¡¡¡Compartir es bueno!!!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Tumblr0Share on StumbleUpon0