Utilizar el traductor de Google, ¿sí o no?

Seguro que más de una vez te has planteado esta pregunta. Son muchas las personas que emplean el Traductor de Google a diario, y es cierto que puede ser de gran ayuda a la hora de comprender un correo electrónico recibido en otro idioma, o bien permite hacernos una ligera idea del significado de un texto, una web o contenido de un documento, sin embargo, según para qué usos, el Traductor de Google no es nada recomendable. Vamos a explicarte en que casos se puede utilizar y en cuáles es mejor contar con los servicios de una agencia de traducción.

 

Hoy hemos querido plantearte esta pregunta inicial, que sin duda es todo un enigma para muchos, para que reflexiones y comprendas la importancia de utilizar un buen traductor. Aunque el Traductor de Google pueda haberse convertido en una herramienta fundamental para todos aquellos que manejan una lengua que no es la suya propia, no es correcto utilizarlo en determinados casos como por ejemplo las traducciones de documentos empresariales.

A la hora de consultar una palabra en concreto, comprender la idea general de un texto o saber de qué trata un e-mail recibido, está bien usar el traductor de este buscador tan popular, no obstante, si tienes una página web que realmente deseas impulsar de modo internacional, traducir un folleto, un contrato o un manual, no caigas en el error de confiar en este traductor.  Piensa que está en juego la imagen de la empresa,  lo que afecta de forma directa a los beneficios empresariales. Esto es una realidad que hasta los propios creadores del programa reconocen.Google translate

Como es lógico, en cada país se emplean unas expresiones diferentes, lo que significa que no se pueden traducir de forma literal, pues pierden todo su significado y se convierten así en graves errores gramaticales. En lugar de preocuparte solo por el diseño, el contenido debe cumplir las normas de expresión escrita, es decir, cohesión, coherencia y adecuación. Cada apartado debe contener un texto que encuadre a la perfección con el tema a tratar, pero además debe cumplir unas normas de corrección ortográfica.

Si quieres cumplir con estas tres normas y se adapte a los diferentes idiomas como es debido, no dejes en manos de un robot como es el Traductor de Google el futuro de tu empresa. Contratando un buen servicio de traducción, profesional y de confianza, podrás ofrecerles a los clientes potenciales de otros países el trato que merecen, ya que una buena traducción no solo se basa en la sustitución de palabras sinónimas en diferentes idiomas, sino que requiere conocimientos sobre las diferentes estructuras gramaticales y adaptaciones propias de cada país, algo que sólo los nativos de dichos países sabrán. Contrata los servicios de una empresa de traducción, entra aquí y compruébalo por ti mismo.

Contenido introducido en el Registro de Propiedad Intelectual con el código 1401229912010
© Copyright Agora Facilities Services S.L. 

¡¡¡Compartir es bueno!!!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Tumblr0Share on StumbleUpon0